sábado, 13 de agosto de 2016

LAS SILLITAS INFANTILES A CONTRAMARCHA NO SON LA PANACEA

Desde este Blog siempre se ha recomendado que los menores de 4 años viajen a contramarcha, igual que lo hace la DGT. Pero no es ético que algunas personas con intereses personales y comerciales estén creando alarma social y una campaña del terror en cuanto a los Sistemas de Retención Infantil que se instalan en sentido de la marcha. 

En España la primera causa de mortalidad infantil es por culpa de los siniestros de tráfico pero no podemos compararnos con Suecia. Afirmar que allí no fallecen niños porque van en SRI a contramarcha es hacer demagogia y obviar algunos datos de relevancia. Por ejemplo que en Suecia 
tiene una población de 9,593 millones de personas frente a los 46,77 millones de España, que el parque móvil en España es de 22,02 millones de turismos siendo de los más antiguos de los estados integrantes de la Unión Europea, que el número de kilómetros de carretera en España es casi el doble que en Suecia, que la densidad de población en España es de 93pax/km2 y en Suecia de 22pax/km2 (además en España la inmensa mayoría se encuentran en áreas urbanas y en Suecia mucho más esparcida), que los desplazamientos que realizamos solamente en Semana Santa son de 10 millones, el equivalente a los que se producen en los países nórdicos en todo el año. Los alemanes, nórdicos y centroeuropeos en general tienen una forma de vida que utilizan mucho el transporte público, y cuando viajan lo hacen en aviones.

Fuente: Comisión Europea
http://europa.eu/rapid/press-release_IP-17-674_es.htm


Basándome en mi propia experiencia como padre, como agente de tráfico perito en investigación de Accidentes de Tráfico y como Monitor de Educación Vial con formación específica en esta materia os puedo decir que: 

  • No todos los accidentes de tráfico son frontales, que es donde los SRI a contramarcha obtienen buenos resultados en los test de impacto.
  • El test sueco, que realiza el VTI, también conocido como el Plus Test no realiza pruebas de impacto posteriores ni laterales solamente frontal, por lo que no se puede afirmar que las sillas a contramarcha van a obtener mejores resultados que las sillas a favor de la marcha en un test de impacto trasero o lateral
  • No existe ninguna prueba que compare el comportamiento de los SRI a contramarcha y a favor de la marcha en test de impacto posteriores. 
  • Los SRI a contramarcha no protegen frente a colisiones por alcance produciendo el famoso latigazo cervical. En vías urbanas el accidente que más se produce es el alcance, hecho que omiten algunas personas interesadas en vender sillas a contramarcha.
  • No todas las sillas a contramarcha caben en ciertos vehículos.




Fuente: Informe europeo de los Sistemas de Retención Infantil. Race años 2013, 2014, 2015 y 2016

  • Particularmente prefiero una silla en sentido de la marcha para recorridos urbanos, en vías urbanas el tipo de accidente de tráfico que más se produce son alcances y laterales. En cambio, para vías interurbanas prefiero una silla acm. Una buena opción son las sillas que se pueden llevar en sentido de la marcha y a contramarcha, es decir, que alternan las dos opciones. (Se puede adaptar la posición del SRI dependiendo del viaje que se vaya a realizar).
  • No todas las familias pueden tener una segunda silla a contramarcha, prefiero que el vehículo que se mueve para recorridos urbanos lleve instalada una silla a favor de la marcha.
  • No todos los abuelos/las que van a llevar y recoger a sus nietos al colegio pueden subirlos y bajarlos de una sillita a contramarcha, son muy incomodas a la hora de acoplar al niño y de abrocharle el arnés (lo que puede provocar errores de instalación y un uso incorrecto).
  • No todas las sillas a contramarcha obtienen buenos resultados en impactos frontales, a algunas se les rompe los conectores Isofix en las pruebas realizadas para los análisis de SRI que realiza ADAC y que publica el RACE. Un ejemplo es la NUNA REBL que es la única silla  con homologación ISIZE que instalada a contramarcha no pasa la prueba de impacto frontal de los análisis realizados a los SRI del año 2016. 






FUENTE: Informe europeo de los Sistemas de Retención Infantil. Race años 2013, 2014, 2015 y 2016.

Resumiendo los SRI a contramarcha no son la panacea, la seguridad al 100% no existe. Para que veáis que no es algo que dice un simple Bloguero os remito a los Informes europeos sobre Sistemas de Retención Infantil que publica el Race y a las estadísticas de la Dirección General de Tráfico que dice que en vías urbanas el año 2013 hubo 991 accidentes con víctimas por colisión frontal frente a las 12.294 víctimas por colisiones traseras, de los cuales para el primer caso fallecieron 8 personas y para el segundo fallecieron 21 personas, más del doble.

Os remito también a lo que dice Hipólito Caballero Requejo, fisioterapeuta especializado en alteraciones posturales y especialista también en Sistemas de Retención Infantil



Los Sistemas de Retención Infantil que se instalan en el sentido de la marcha, tanto con arnés como con escudo protector, están homologados (tiene que pasar unas pruebas estándar). Además, la gran mayoría, obtienen en los informes europeos de SRI que realizan el RACE y ADAC buenos resultados (sobre todo en los test de impacto lateral, aspecto importante ya que los niños sufren colisiones más graves en las colisiones laterales que en las frontales). 

Mi hijo, que es lo que más quiero en el Mundo, viaja en un vehículo con un SRI a contramarcha (vehículo que usamos para viajes y vías interurbanas) y en el otro vehículo (el que usamos para vías urbanas) en un SRI en sentido de la marcha. Además su abuelo cuando lo recoge de la guardería (trayecto corto y en vía urbana) lleva un SRI a favor de la marcha y con escudo protector para evitar errores de instalación (la mayoría de las personas ponen el arnés muy flojo, y las personas ancianas necesitan más facilidades).






No hay comentarios:

Publicar un comentario